Yo crecí en Venezuela tomando leche en polvo. También hay leche líquida, pero la presentación en polvo siempre fue más popular y simplemente parte de la cultura. En una licuadora echabas 2 o 3 cucharadas de leche con agua y listo. A veces también era rica comerla así directamente de la lata.

¿Qué ocurrió cuando llegué a Alemania y quise seguir con mi tradición? ¡Me encuentro con que aquí solo hay leche líquida! Después de un tiempo me acostumbré al sabor, y sí, es muy rica. ¿Pero cómo que no hay leche en polvo????

Al pasar los años, descubrí en un negocio chino que tenían la leche en polvo importada de américa latina. Así que, si quieren conseguirla, vayan a este tipo de negocios. Eso sí, vayan dispuestos a pagar más, porque su costo es mucho más alto que el de la leche líquida.

Comparte: