Sin miedo a la policía

Aquí en Alemania cuando veo policías en la calle, no siento miedo de ellos. Sé que están aquí para hacer su trabajo, para proteger a los ciudadanos y para hacer cumplir las leyes.

Un alemán que lea o escuche esto, dirá que es obvio, que de qué estoy hablando. Pero para alguien que vega de Venezuela o de cualquier otro país donde reine la corrupción, la anarquía, la delincuencia, y donde la figura de un policía te genera miedo y ansiedad, en vez de generarte un sentimiento de protección, sabe muy bien de lo que estoy hablando.

En Venezuela, por ejemplo, ya no sabes qué es peor, si un policía o un malandro. Yo he tocado este tema con muchos alemanes, te escuchan y te dicen que horrible, pero si no lo han vivido, realmente no pueden entenderlo.

Los alemanes dan por sentado la labor de la policía, simplemente “debe ser así”, y ciertamente en la teoría sí que lo debe ser, pero lamentablemente no es así en todas partes. Esto es definitivamente una de las cosas que valoro de Alemania y que no extraño para nada de Venezuela.

Comparte: