En todas las ciudades que he estado en Alemania he visto algo en común, que me ha llamado mucho la atención: los edificios no son altos. El alemán es bastante activo y parece no ser un gran problema andar subiendo y bajando escaleras todo el tiempo.

Antes de venir a Alemania hubiese pensado que un país tan moderno tendría muchos edificios grandes y rascacielos. Sin embargo, salvo algunas excepciones, no es lo común. Por ejemplo, en Frankfurt es donde he visto los más altos.

Estos grandes edificios son con fines comerciales y no concebidos para viviendas. La altura promedio que tienen los edificios alemanes de vivienda es de 5 pisos. Muchos de ellos no tienen ascensor, en su mayoría los Altbau o construcciones antiguas. Una gran parte de los edificios nuevos tiene ascensor, pero lamentablemente no es el caso de todos.

Yo personalmente viví varios años en un edificio de 4 pisos sin ascensor. Mi apartamento estaba en el piso 3, pero se sentía como de 5, porque los apartamentos antiguos tienen los techos altísimos, de más de 3 metros. Esto era especialmente “interesante” si tenía que salir 2 o 3 veces al día. Luego en mi 2do apartamento vivía en un piso 2 con ascensor, y el edificio tenía 7 pisos, que para contexto alemán era una construcción alta. Ahora vivo en una planta baja 🙂

Comparte: