Alemán que se respete, se quita los zapatos al entrar a una casa. Son muy pocas las excepciones donde he visto que no lo hacen. Es algo que se hace automático, y a lo que hay que acostumbrarse si se vive aquí. Si no estás seguro de cómo comportarte al llegar a una casa, es mejor que preguntes si te debes quitar los zapatos. Así siempre estarás del lado seguro.
Una vez que te quites tus zapatos, te ofrecerán unos Hausschuhe o pantuflas, los cuales es muy probable que los saquen de una pantufla gigante donde hay muchas pantuflas adentro, que son únicamente para los visitantes. Normalmente esta pantufla gigante está colgada de una pared o de un closet cerca de la entrada de la casa. Asimismo, también he visto que algunas personas llevan sus propios zapatos o medias gruesas para andar en la casa 😋
Comparte: