Los niños alemanes son muy independientes desde pequeños, es simplemente parte de la cultura. También es relevante mencionar que la situación país permite que vayan y vuelvan solos de la escuela a temprana edad, bien sea en bus o a pie.

 Las primeras veces que vi a niños de 8-9 años solos caminando en la calle sin ningún adulto, me dio grima. Ya después de tantos años acá, sé que es normal. Sin embargo, mi mentalidad venezolana no me ayuda a aceptar completamente esta idea. No puedo dejar de pensar, ¡qué peligro, que chiquitos!

A través de mi trato con otras mamás latinas he llegado a la conclusión que para nosotras en general es difícil lidiar con la pronta independencia de los niños. ¡Hasta para comprar ropa y cosas así los he visto solos!

Comparte: