A lo largo del país, en ciudades grandes así como en pueblos pequeños, se celebran todos los años los populares festivales llamados Volksfest (cuando son grandes) ó Kärwa (cuando son pequeños).

Estos alegres y concurridos eventos son una de las cosas más características de Alemania. El país celebra anualmente más de 9.700 de ellos, los cuales reciben a casi 190 millones de visitantes, siendo el Oktoberfest el más famoso y concurrido de todos.

En estas alegres y populares fiestas se consiguen los snacks tradicionales de la cocina alemana, como los panes con salchichas de diferente tipo con kétchup o mostaza, pretzels, papas fritas, crepes, waffles, helados, cotufas, frutas con baño de chocolate, nueces caramelizadas y en varios de ellos hasta he conseguido churros. Y por supuesto, en cuanto a bebida, no puede faltar la famosa cerveza alemana.

Estos eventos tan tradicionales de Alemania tienen siempre un programa de entretenimiento para los visitantes, como atracciones de parques de diversiones (rueda, carritos chocones, carruseles, etc.) y diferentes bandas en vivo. Igualmente te puedes llevar después de tu visita algún recuerdo de alguno de los stands que ofrecen productos artesanales.

Si vives en Alemania, tienes que haber ido aunque sea alguna vez a uno de estos tradicionales y famosos Volksfeste.

Comparte: