Los alemanes aman a los animales. De hecho, más de una vez he escuchado que los quieren más que a los propios humanos. Esto se refleja en el hecho de que el país cuenta con más de 740 asociaciones de bienestar animal, siendo más de 500 puros refugios.

Todos estos refugios y asociaciones forman parte de la Asociación Alemana de Bienestar Animal (Der Deutsche Tierschutzbund), la cual fue fundada en el año 1881. Esta organización es la más grande de Europa (de esta naturaleza) y cuenta con más de 800.000 activistas que se interesan por el bienestar de los animales en todo el país.

El refugio de Berlin (Tierheim Berlin), es el más grande de Europa, con una superficie de 16 hectáreas. Tiene cuatro grandes casas para gatos, seis grandes casas para perros y una casa para pájaros.  Además, tiene una granja de bienestar animal para animales como cerdos, cabras, ovejas, gansos y pollos, así como una estación de animales exóticos para reptiles, monos y otros.

Los refugios de animales son mayormente manejados por particulares o por la administración municipal. No reciben ninguna subvención pública, sino que se financian principalmente con donaciones, lo cual también incluye alimentos y suministros. Asimismo, existe la posibilidad de ayudar por medio de patrocinios.

El patrocinador hace una pequeña contribución para un animal en particular o para un proyecto general. A cambio recibe su certificado de patrocinador, así como informes sobre el desarrollo del animalito o proyecto.

La base de estos proyectos es la protección de los animales, y esto es definitivamente una de las cosas que me encanta de Alemania.

Comparte: