Los alemanes son los reyes del reciclaje y se lo toman muy en serio. Desde pequeños se les inculca el separar la basura y es normal ver en los hogares distintos contenedores para los diferentes tipos de basura (orgánica, plástico, papel, vidrio y normal (todo lo que no aplica en las otras categorías)).

De la misma manera es muy común ver en la calle basureros con estos compartimientos. Sin embargo, por cuestión de espacio, también se ven papeleras normales donde se puede echar de todo.

Al principio me pareció raro y exagerado esa separación de basura, pero se debe a que no crecí con esa cultura. Ahora lo pongo en práctica y me gusta mucho el sentido de cuidado ambiental que tienen los alemanes.

Comparte: