Algo que me encanta de Alemania son sus cines. El país cuenta con más de 1.600 salas y más de 795.000 puestos. Los estados con más salas son Bayern, Nordrhein Westfalen y Baden Württemberg respectivamente.

Los tres cines más grandes de Alemania son el Cinemaxx Essen con 5.067 puestos distribuidos en 16 salas, el Cinecitta Nürnberg con 4.872 puestos distribuidos 22 salas, y el Mathäser Filmpalast München con 4.283 puestos distribuidos en 14 salas.

Estos grandes complejos de cines parecen centros comerciales y cuentan con una variada oferta gastronómica. En ellos consigues cafés, restaurantes, venta de chucherías, muchos baños y hasta alguna tiendita.

Los precios de las entradas de los cines en Alemania oscilan entre los 6 y 18 euros por persona, dependiendo de la función y de la sala. Aquí se consiguen las salas normales en 2D y 3D, así como también 4D, IMAX con la pantalla super gigante y salas al aire libre.

Una cosa que para mí fue nueva acá y que me pareció simpática es que te venden helado adentro en las salas. Cuando está el bloque publicitario, pasan una propaganda de helados y enseguida viene un empleado y pregunta en la sala quién quiere helado. Igualmente fue una novedad para mí y me llamó bastante la atención que venden cerveza y vino en algunos cines. Nunca lo hubiese imaginado.

Yo particularmente no asocio ir al cine con comer helado y mucho menos tomar cerveza o vino, pero sé que es algo bastante alemán y a mucha gente le gusta. Yo me quedo con las cotufas clásicas 😊

Comparte: