Algo que es super alemán son los llamados Dachwohnungen, o apartamentos del último piso, con Shrägen, o inclinaciones en los techos.

De Venezuela y otros sitios conozco los techos planos en los edificios y casas. Sin embargo, aquí la arquitectura es diferente. Casi en su mayoría los techos de estas edificaciones son triangulares o picudos.

El que viva en estas viviendas tiene que gustarle o acostumbrarse a tener menos espacio en las paredes para closets o cualquier otro mobiliario.

A mi particularmente no me gustan, me dan como claustrofobia esas inclinaciones y no me agrada el sentimiento de tener los techos casi encima mío; pero acá es algo normal y no es algo necesariamente molesto para mucha gente, o simplemente están acostumbrados porque no lo conocen de otra manera.

Esos techos son definitivamente una cuestión de gusto, y no son para todo el mundo.

 

Comparte: