Una de las cosas que me sorprendió de Alemania al principio fue saber que tiene fronteras con 9 países.

En total son 3.900 kilómetros de frontera distribuidos de la siguiente manera:

  • con Dinamarca: 68 km
  • con Luxemburgo: 136 km
  • con Bélgica: 204 km
  • con Suiza: 333 km
  • con Francia: 455 km
  • con Polonia: 469 km
  • con Holanda: 576 km
  • con Austria: 817
  • con República Checa: 817 km.

 

De estos nueve países ocho pertenecen a la Unión Europea (a excepción de Suiza), por lo que no hay controles de frontera como tal. La gente se puede mover libremente. La excepción de esta libre circulación son los controles aleatorios que hacen las autoridades buscando, por ejemplo, pescar a la gente que hace contrabando de mercancía, o a indocumentados.

Un destino favorito de los alemanes es, por ejemplo, Polonia. De hecho es famosa y se conoce por ser un paraíso para comprar cigarrillos y bebidas gaseosas. Nunca he estado allá. De estas 9 fronteras, solo he pasado por la de República Checa, Austria Y Suiza, en las cuales tuve el placer de disfrutar sus hermosos paisajes.

Comparte: