Si hay un tema de conversación que nunca puede faltar aquí en Alemania, es el tema del clima.

Frases como “qué lindo está el día hoy” o “que clima tan feo” se pueden utilizar siempre para empezar una conversación, incluso con desconocidos, en una parada, en el bus, etc. La verdad es que nunca falla.

Recuerdo que en el 2012 estuve en Venezuela después de varios años de haberme ido. Era una mañana, entré al ascensor con mi mamá y dije adentro: que bello amaneció el cielo hoy, azul. Todavía recuerdo la cara con la que me miró la gente en el ascensor, cara de: de qué está halando esta mujer…

Cuando siempre tenemos algo, tendemos a darlo por sentado. No es nada del otro mundo y nos acostumbramos porque siempre está ahí. En Venezuela y en los países de Latinoamérica es el caso con el clima.

El maravilloso sol y el precioso cielo azul que siempre están ahí forman parte de lo cotidiano. Pero aquí no, aquí es un regalo y un lujo con el que no contamos siempre.

Cuando el clima está lindo acá, es algo especial, la gente se sienta en las plazas o en los parques simplemente a disfrutar los rayos del sol, que tanto extrañamos por estos lados.

El clima es entonces en general un tema importante en Alemania. Los alemanes no son seres conversadores y espontáneos, que se pondrían a hablar con la gente en cualquier parte como un latino. Sin embargo, siempre vas a poder romper el hielo con ellos y entablar una conversación tocando este tema. Además aquí el clima es tan loco y tan cambiante que siempre tendrás algo diferente que decir 😛

Comparte: