La primera vez que vi esto acá en Alemania, me pareció bastante raro. Qué tiene que ver la Semana Santa, en su sentido original, con conejos y con huevos. Y lo segundo sería, qué tienen que ver conejos con huevos.

A ver, los alemanes no son muy religiosos, por lo que supongo que surgió esta modalidad para la fecha. La celebración es una combinación entre la resurrección cristiana y la llegada de la primavera. El huevo representa la vida y el conejo la fertilidad.

En las tiendas hay todo tipo de adornos y decoración con estos símbolos, y en los supermercados y otros establecimientos de venta de comida hay anaqueles y montañas de conejos y huevos de chocolates en todos los tamaños.

La tradición consiste en que el conejo pinta los huevos y los esconde en el jardín. Asimismo, el conejo trae un regalito a los niños. El domingo de Pascua los chiquitos salen a buscar con una cestica todos los huevitos y el regalito que escondió el conejo =D

Comparte: