Esta popular golosina tan amada acá y en muchísimas partes del mundo tiene su lugar de origen en Alemania. Los Gummibärchen u ositos de goma nacieron en el año 1922 y fueron traídos al mundo por el empresario Hans Riegel, procedente de la ciudad de Bonn.

Riegel es el dueño de la emblemática empresa Haribo, la cual ha creado una fortuna con la venta de esta colorida y dulce golosina. Desde su creación hasta la actualidad Haribo sigue siendo la empresa líder en este sector.

Por acá hay gomitas para todos los gustos, incluso ya que en estos países europeos hay tantas personas que por motivos religiosos no comen cochino y por lo tanto gelatina (que es un ingrediente principal de las gomitas), han salido al mercado también las gomitas vegetarianas o veganas.

Las gomitas han evolucionado con el tiempo, hoy en día estos ositos son pequeños, de unos 1,5 cm y en su consistencia algo duros. Sin embargo, en sus comienzos eran más grandes y más suaves.

Yo particularmente no soy fan de las gomitas, me parecen pequeñas bombas de azúcar con colorante. Pero aquí son tan populares que de vez en cuando me provoca comerme algunas ????

Comparte: