El sistema de correo postal alemán se llama Die Deutsche Post y tiene su sede principal en la ciudad de Bonn. La empresa cuenta con una nómina de 80.000 repartidores que entregan a diario unos 71 millones de cartas.

Die Deutsche Post se identifica con el color amarillo y llega a todos los rincones de Alemania. A lo largo del país se encuentran alrededor de 100.000 Briefkasten o casillas de correo donde la gente puede depositar sus cartas. Estas son vaciadas 1 o 2 veces al día, dependiendo de la ubicación.

El costo de la estampilla es de 0,80 euros, y hay diferentes precios de envío de acuerdo al peso de la carta o paquete, igualmente si quieres que se reciba con firma del recipiente o que sea un envío exprés.

¿Quieres mandar cartas, sobres o paquetes?, ¿estás esperando algún envío personal o alguna compra que hiciste online? Gracias al buen funcionamiento del correo, todo esto es posible, todo lo vas a recibir.

Este servicio es una de las cosas que me encanta de Alemania. Para el que nació aquí y ha disfrutado de este servicio toda la vida, no lo ve como algo especial o algo del otro mundo, simplemente es algo normal y cotidiano. Sin embargo, para alguien que venga de otro país, en mi caso de Venezuela, donde este servicio funciona pésimo, es un verdadero gusto tener el chance de hacer uso de este servicio, y es algo que se valora mucho.

 

Comparte: