A los alemanes les encantan las bañeras y la mayoría de los apartamentos tiene una. Con las frías y prolongadas temperaturas que tenemos acá, la idea de llenar una bañera con agua caliente es muy atractiva para los alemanes. Cuando se está buscando un apartamento para mudarse es cuando más se cristaliza esto, conseguir un apartamento con ducha no es lo más común.

A mí, por el contrario, me gustan más las duchas. En todo el tiempo que llevamos en Alemania, hemos vivido en 3 apartamentos, y hasta el sol de hoy no hemos tenido nuestra primera ducha. Claro, las bañeras también tienen su encanto, pero si pudiera escoger entre una o la otra, me quedaría con las duchas.

Comparte: