Si estabas acostumbrado en tu país de origen que al llegar a la caja para pagar en el supermercado, conversas un poco con la cajera, vas poniendo tus cosas poco a poco, sacas con calma tu dinero para pagar y luego empacas sin apuro los alimentos, lamento informarte que aquí no es así.

No hay tiempo para eso, así que no le hagas conversación a la cajera, ten tu dinero listo para pagar y prepárate para empacar tus cosas a la velocidad del rayo. Una vez que llega tu turno, la cajera empieza a pasar las cosas super rápido por el scanner, contando que ya tienes tu dinero listo y si no te apuras empacando, empieza a escanear las cosas de la siguiente persona y tus cosas terminan en el piso.

Así que ya sabes, si vas al super aquí, nada de small talk en la caja y nada de tomarte todo tu tiempo pagando y empacando. Se trata de ser rápido y de no obstaculizar el flujo de la caja.

Comparte: