Lo que en español conocemos como zoológico, tiene en Alemania dos términos: Zoo (zoológico) y Tiergarten (jardin de animales). Para muchos, ambos términos son iguales y representan lo mismo. Sin embargo, para otros sí existe una diferencia entre el tamaño de ambos y las especies que exhiben. EL Zoo es más grande y tiene animales más exóticos, mientras que el Tiergarten es más pequeño y sus especies son comunes de la región.

De los aproximadamente 300 zoológicos que tiene Alemania, el Zoologische Garten Berlin, o Jardín Zoológico de Berlín, es el más antiguo. Abrió sus puertas en 1.844 y es el zoológico más rico en especies del mundo con más de 20.000 ejemplares y más de 1.200 especies.

En segundo lugar en número de animales le sigue el Tierpark Hellabrunn con más de 18.000 animales. Luego el Zoo Hagenbeck (610 especies, 16.150 animales), el Zoo Köln (844 especies, 11.767 animales), el Zoo Wilhelmina Stuttgart (1.165 especies, 11.000 animales), el Tierpark Berlin (656 especies, 8.000 animales) y el Tiergarten Nürnberg (312 especies, 5.208 animales).

Los zoológicos y jardines de animales son unos de los destinos turísticos más importantes del país. Los precios de las entradas oscilan entre 8 y 26 euros, dependiendo del parque. Siempre están de moda entre familias, grandes y pequeños. Aparte de las exhibiciones comunes, muchos de ellos cuentan con jardines botánicos, visitas guiadas, terrarios, acuarios, granjas de contacto y espectáculos. Claro, en tiempos de corona las dinámicas han cambiado, pero en líneas generales es así.

Comparte: