Ya llegó la época en que se celebra una de las tradiciones más especiales de Alemania, los mercados de navidad o Weihnachtsmärkte.

A lo largo de todo el país en las grandes ciudades, así como en pequeños pueblos, toman lugar cada año los mercados navideños. Estos se llevan a cabo en plazas principales con fácil acceso, en castillos u otros lugares emblemáticos. El más antiguo de todos se encuentra en Dresden y dos de los más grandes y populares son el de Nuremberg y el de Munich.

Normalmente en tiempos pre- Corona millones de personas visitaban anualmente a partir de la primera semana de adviento estos alegres y pintorescos mercados, en los cuales hay decenas de stands de comida, bebida, regalos y decoración. Asimismo, se podía disfrutar de grandes pesebres (a veces vivientes), carruseles y de un programa de entretenimiento para pequeños y grandes.

Cada región tiene sus especialidades culinarias, pero todos tienen algo en común, el Glühwein o vino de especias y las Plätzchen o galletas típicas de navidad. De igual manera no pueden faltar las clásicas salchichas y un sabroso chocolate caliente.

Lamentablemente, con la situación actual de la pandemia el ambiente se siente diferente. La dinámica es otra e incluso varios mercados han sido cancelados. Sin embargo, de alguna manera los pintorescos mercados de navidad alemanes siguen siendo algo especial que hay que visitar en la época decembrina.

Comparte: