Esta fue otra de las cosas que me llamó mucho la atención acá en Alemania. Resulta que aquí se pagan casi 60 euros cada 3 meses por el derecho a ver televisión y escuchar radio. Este pago no es opcional, sino obligatorio. Así que si quieres disfrutar de estos servicios, vas a tener que preparar en tu presupuesto unos 20 euros mensuales para pagarlos.

Al principio me parecía un abuso, pero mi esposo me explicó que con este dinero se financia la producción nacional que hay en estos medios en el país. Después de saber qué se hacía con ese dinero, me quedé tranquila porque si algo hay acá es producción nacional. Alemania produce películas de diferentes géneros y muchos documentales de todo tipo. Hay programación nacional para todos los gustos. ¡Me encanta!

Comparte: